Reseña historica

En febrero de 1986, la industria química barranquillera inició un proceso para enfrentar las situaciones que se podrían presentar en caso de una emergencia causada por productos químicos.

Durante cuatro años, el grupo estuvo buscando como llegar a la comunidad para prepararla a fin de responder en caso de presentarse emergencias causadas por productos químicos. Al cabo de estos años de trabajo, se había logrado hacer un estudio de las comunidades vecinas a las industrias. Se consiguió, además, que los bomberos de la ciudad visitarán las empresas del grupo y se realizarán prácticas conjuntas con las brigadas de contra incendio. Se acordaron requisitos para contratar el transporte de los productos químicos, etc. Sin embargo los objetivos trazados no se habían alcanzado.

Estando las industrias químicas pasando por este momento, en el año 1.990, una de ellas presentó al grupo una metodología recientemente diseñada por el PNUMA (Programa de las Naciones Unidas par el Medio Ambiente) para atención de desastres tecnológicos a nivel local “APELL”. El grupo toma esta herramienta, planifica su desarrollo y la pone en práctica a partir de 1.991, al encontrar en ella los mismos objetivos trazados cuatro años antes y una metodología de trabajo ya probada por la Industria Química Manufacturera de los Estados Unidos y la Industria Química Europea, obteniendo excelentes resultado.

Es así como con el apoyo institucional de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia – ANDI, las siguientes industrias dieron inicio al Proceso APELL en la ciudad de Barranquilla: COLTERMINALES, CHEMICAL TRANSPORTE, DUPONT DE COLOMBIA, MONÓMEROS COLOMBO VENEZOLANOS, QUÍMICA NALCO DE COLOMBIA, ROHM AND HAAS COLOMBIA, SHELL COLOMBIA Y UNION CARBIDE INTERAMERICA INC.